Recolección Silvestre de Natura Siberica

 
 

¿QUÉ ES LA RECOLECCIÓN SILVESTRE?


La cosmética de Natura Siberica nos revela el potencial de las plantas de Siberia. Para desarrollar sus productos, la empresa utiliza plantas recolectadas en condiciones naturales de crecimiento. A este método de recogida de plantas se le llama Recolección Silvestre. Se trata del mismo tipo de “recolección” de hierbas, raíces y frutos, que nuestros antepasados han estado practicando durante años. La naturaleza única de las hierbas que han crecido sin ser cultivadas, es decir, en condiciones naturales de crecimiento, sin tratamiento externo y que por tanto no contienen ninguna sustancia dañina en su fórmula – radica en que estas plantas han pasado una selección natural: solo las plantas más resistentes, fuertes y ricas en nutrientes y componentes activos sobreviven.

La recolección silvestre presenta una serie de requisitos: el momento de la recogida debe coincidir con el momento de máxima acumulación de sustancias valiosas, nutritivas y biológicamente activas en la planta. Si se recolecta antes de tiempo, la materia prima de la planta en ningún caso podrá utilizarse para fines terapéuticos. Desde tiempos remotos, los curanderos y herboristas que sanaban a las personas, han estado trabajando en el calendario de recolección de las plantas medicinales. Asimismo, se recomienda recolectar las hojas cada año, las raíces y rizomas cada 2 ó 3 años y algunas plantas cada 5, 6 o más años con el fin de dar a la naturaleza la oportunidad de recuperar las reservas perdidas. Otra regla importante: las plantas recogidas deberán usarse lo antes posible y pasar al proceso de secado u otro tratamiento. La hierba que ha permanecido en la cesta más de 3-4 horas, se apelmaza y se calienta, porque después de la recolección, los procesos de respiración y liberación de calor se intensifican. Las vitaminas y otros componentes biológicamente activos se destruyen y pierden sus valiosas propiedades.

Precisamente por eso en Natura Siberica decidimos crear “Siberia Organic”, la filial de la empresa ubicada en Jakasia. Los trabajadores locales recolectan manualmente hierbas silvestres de Siberia que posteriormente se utilizan para crear los productos de Natura Siberica. La mayor parte de las plantas silvestres utilizadas en la creación de los cosméticos de Natura Siberica han sido certificados por ICEA como ecológicos (por ejemplo la rhodiola rosea, la cladonia nevada, el geranio siberiano, la milenrama asiática, la hesperis siberiana, la crepis siberiana). Esta es otra prueba de sus útiles y extraordinarias propiedades. (Se puede consultar la lista completa de plantas certificadas como ecológicas en el anexo 2).

Además, al usar las riquezas botánicas de Siberia, Natura Siberica a su vez lleva a cabo una política social: la creación de nuevos empleos ayuda a las comunidades indígenas poco pobladas de Siberia.

 

 

 

VER PRODUCTOS